Cuadrando números. El nuevo gobierno ya esta empezando a preparar, junto con el actual, el presupuesto para 2019. Aunque todavía no conocemos todos los parámetros, se contempla un superávit primario entre 0.5 y 0.9 por ciento del PIB, lo que implica un déficit fiscal menor a los observados a lo largo de este sexenio. Habrá una propuesta para la trayectoria de la deuda pública como porcentaje del PIB a la baja. A lo contrario de lo que dicen los amlofóbicos, la nueva política económica será fiscalmente más conservador que la actual. Jonathan Heat vía Reforma https://refor.ma/7f-cbKj7 

Share This