Declarada guerra comercial. Bajo el entendido de que los efectos directos de una guerra comercial sobre el crecimiento americano pudieran ser contrarrestados en el corto plazo por la fortaleza actual de la economía americana, los efectos sobre la inflación se manifestarán más claramente, debido a los incrementos en los precios de los productos que enfrentarán los aranceles de represalia. Pero no sólo eso. Dichos efectos podrían magnificarse en las circunstancias actuales de un relativo agotamiento de la holgura económica en EU.

Rodolfo Navarrete vía REFORMA https://refor.ma/6d-cbKiQ

Share This