La traición del dios Jano. Maurice Duverger, un clásico de la ciencia política francesa, escribió una breve introducción a la disciplina, que comienza con una comparación entre las dos caras del dios Jano y la política como un mundo que se desdobla en dos posibilidades que corresponden, una, al rostro generoso de la reconciliación y el acuerdo, y la otra, al terrible rostro del conflicto, el desacuerdo y el enfrentamiento. Es esta última cara la que domina hoy el mundo de la política. Tanto, que hemos olvidado que la política es primeramente una actividad noble que se propone alcanzar la felicidad de todos, y no únicamente la de los políticos que se han convertido aquí y en buena parte del mundo en profesionales de la autosatisfacción. Soledad Loaeza vía La Jornada http://www.jornada.com.mx/2018/08/09/opinion/017a1pol Maurice Duverger, un clásico de la ciencia política francesa, escribió una breve introducción a la disciplina, que comienza con una comparación entre las dos caras del dios Jano y la política como un mundo que se desdobla en dos posibilidades que corresponden, una, al rostro generoso de la reconciliación y el acuerdo, y la otra, al terrible rostro del conflicto, el desacuerdo y el enfrentamiento. Es esta última cara la que domina hoy el mundo de la política. Tanto, que hemos olvidado que la política es primeramente una actividad noble que se propone alcanzar la felicidad de todos, y no únicamente la de los políticos que se han convertido aquí y en buena parte del mundo en profesionales de la autosatisfacción. Soledad Loaeza vía La Jornada http://www.jornada.com.mx/2018/08/09/opinion/017a1pol

Share This