La austeridad y las primeras opciones. La austeridad, como ha ocurrido en otras tandas en el pasado, se vuelve un disfraz para lo que al final de cuentas resulta ser un mecanismo redistributivo regresivo contra las capas más débiles del trabajo público y las menos capaces de defenderse en las comunidades y regiones. Algo que este país, sometido a una práctica regresiva por demasiado tiempo, no se puede dar el lujo de repetir so capa de que responde a una mirada y un sentimiento progresistas. Rolando Cordera vía La Jornada http://www.jornada.com.mx/2018/08/19/opinion/016a1pol

Share This