Amor a AMLO Las consultas tienen aspectos positivos. Son un mecanismo de democracia directa que le da voz y representación a los indignados con gobiernos elitistas e insensibles. Pero también conllevan riesgos, como lo hemos visto con Brexit, el referéndum sobre la paz en Colombia, y el voto anti-inmigrante impulsado en Hungría. Los referéndums piden a la población votar «sí» o «no» sobre temas técnicos de enorme complejidad, son usados para proveerle legitimidad popular a algo ya decidido de antemano, con frecuencia el resultado refleja menos el sentir de la opinión pública y más el poder de quien tiene mayor capacidad de movilización. Denisse Dresser vía REFORMA https://refor.ma/pq-cbKId

Share This