La verdad La verdad no es una panacea que resuelva todas las desgracias de un país tan saqueado y maltratado como el nuestro, pero sí es la clave para exhibir y desmontar las redes de complicidades e irse acercando a la justicia y a las reparaciones que son los peldaños que conducen a los perdones y las reconciliaciones. Es un insumo indispensable para enmarcar una nueva etapa en la transición mexicana. Sergio Aguayo vía REFORMA https://refor.ma/J6-cbKKh

Share This